Lavanda

Nombre común: lavanda, espliego

Nombre científico: lavandula angustifolia

Familia: lamiaceae

Origen: Mediterráneo, península arábiga, Rusia y África

Una de las fragancias más comunes del mundo tiene su origen en esta planta aromática. Está asociada popularmente con la Provenza de Francia y, en general, con el Mediterráneo. La lavanda y sus flores color lila que crecen en forma de espiga es una de las aromáticas más populares por su versatilidad y apariencia delicada que le brinda además un toque decorativo al espacio.

Puede usarse en un jardín al aire libre a modo de arbusto, pero es también una buena adición para tu jardín interno de plantas aromáticas. Por su capacidad para ahuyentar distintos tipos de plagas, se usa incluso dentro de armarios para mantener alejadas a las polillas.

Es de fácil cultivo, tiene un aroma que inundará de frescura tu hogar y además de tener muchas propiedades medicinales y gastronómicas, le dará el toque de color que tu huerto personal necesita. ¡Anímate a cultivar lavanda!

Cuidado de la planta lavanda

Esta planta perenne requiere de muy poco cuidado, lo que la hace ideal para esos dueños de jardines con poco tiempo para dedicarse a la tarea de mantenerlos, pero muchas ganas de cultivar un jardín de envidia.

  • Luz: le va excelente en sol directo o parcial. Asegúrate de ubicarla en una zona donde reciba todo el calor del sol al menos durante seis horas diarias o, si la plantas en interiores, una ventana en donde pueda aprovecharlo al máximo. La lavanda prefiere el clima templado y es resistente a temporadas de frío.
cultivo de la lavanda
  • Agua: no es muy amiga del agua y riego constante, así que si vives en una zona de constantes lluvias, será preferible que la mantengas bajo techo. Además, esta planta rústica pero de apariencia delicada crece mejor en suelos sueltos, secos y arenosos, preferiblemente calizos, que permitan el drenaje del agua y eviten encharcamientos que saturen sus raíces. Si está recién plantada, mantenla regada de manera que su suelo esté ligeramente húmedo; si tienes una lavanda adulta, con que reciba agua una vez a la semana será suficiente. 
  • Cultivo y reproducción: si deseas plantar tu lavanda desde la semilla, el momento más conveniente para hacerlo será a comienzos de primavera, para luego moverla a una maceta cuando crezca y germine un poco, aproximadamente entre otoño e invierno. Si estás creciendo tu lavanda a partir de un gajo, hazlo al final del verano, cuando ya ha terminado de florecer. Crece vigorosamente, así que deberás asegurarte de darle el espacio adecuado para que se expanda.
  • Abonado: no exige mucho, pero puedes utilizar un abono natural a base de estiércol durante el otoño y un fertilizante mineral  a principios de primavera para mantenerla sana durante todo el año. Eso sí, no te sobrepases con el nivel de nitrógeno en el abono que uses, la hará crecer débil. 

Tamaño

Con el cuidado correcto, alcanza un tamaño máximo de 1 metro. En promedio, la lavanda tiene tallos de 50cm a 70cm de longitud y su arbusto está formado por espigas de unos 15cm de largo. Una vez que florece, se recomienda recortar unos 20cm de la planta.

planta lavanda

Usos de la lavanda

Cocina

A pesar de que ha formado parte de recetas en la cocina durante milenios, su uso gastronómico cada vez se hace más popular. Las flores individuales se usan como decoración comestible en ensaladas y postres. El azúcar y la miel de lavanda se usan cada vez más como sustituto con sabor floral del azúcar común. También se mezcla con vegetales y otras plantas culinarias para crear interesantes contrastes de sabor en pizzas y quesos y su sabor floral va excelente con las carnes del pollo, el salmón y el cordero. Si eres principiante en el uso de la lavanda en la cocina, puedes probar sustituyendo recetas que originalmente llevan romero con lavanda.

Medicina

Una de las plantas aromáticas más valoradas por su valor medicinal. Es bien reconocida por ser antiséptica y anestésica y se usa comúnmente para aliviar ansiedad y estrés. Unas gotas de su aceite en tu almohada te ayudarán a conciliar el sueño y por esto se usa comúnmente en aromaterapia y en masajes para aliviar tensiones y dolores musculares. Puede usarse también para aliviar quemaduras y picaduras de insectos.

aceite de lavanda

Decoración

Puedes poner ramas de lavanda en distintas zonas de tu casa para que absorban los malos olores y los reemplacen con su característico aroma fresco y floral. Es una de las plantas más comunes en el área de la perfumería y además es excelente para espantar plagas y atraer al jardín insectos «buenos» como abejas y mariposas.

Datos adicionales de la lavanda

  • Por su olor particularmente dulce, es una de las hierbas preferidas para preparar popurrí.
  • La lavanda libera sus aceites esenciales en calor, así que plantada directamente en el sol o ya cosechada y puesta en agua caliente, podrás aprovechar todo el dulzor de su aroma.
  • Es muy versátil: puede usarse como arbusto, en macetas comunes o macetas colgantes, pero su hábitat ideal es en jardines costeros, ya que tolera con facilidad la salinidad.