Laurel de la india (Ficus benjamina)

Nombre común: boj, laurel de la india.

Nombre científico: Ficus benjamina.

Familia: moraceae.

Origen: Asia y Oceanía.

Tal vez conozcas a alguien que tenga uno en casa. Este pequeño árbol es, tal vez, la planta de interior más común de todas. Con fines ornamentales, su tronco se suele fusionar con los de otras para crear diseños y dar la impresión de que está trenzado.

boj

Luce en ventanas, esquinas y habitaciones amplias. Si quieres crear una atmósfera especial en algún lugar de tu casa, no dudes en adquirir un ficus benjamina. ¡Sigue leyendo para saber cómo cuidarlo!

Cuidado de la laurel de la India

Aunque no tengas idea de cómo cuidar un ficus benjamina, tampoco será gran problema aprenderlo. Es relativamente fácil cuidar uno de estos árboles y mantenerlos sanos en el interior de la casa:

  • Luz: le encanta el sol, pero no directo; por eso es ideal para salas en donde reciba luz filtrada a través de una ventana. ¿No tienes un lugar lo suficientemente luminoso para la planta? Es tan noble, que tarde o temprano se adaptará a las condiciones de la habitación.
  • Agua: riégala a diario y cuando sientas que se está comenzando a secar su suelo, pero evita encharcar su maceta. Necesita humedad constante para mantenerse sana, pero regarla de más puede matarla.
  • Hibernación: al igual que muchas plantas de este tipo, no tiene un período de hibernación marcado pero ralentiza su crecimiento durante el invierno o temporada fría. Abónala para que se mantenga nutrida y reduce su riego durante este tiempo: una vez cada dos semanas será suficiente.
  • Fertilización: una o dos veces al mes, tu ficus benjamina necesitará una dosis de este alimento para seguir creciendo y mantener el verde brillante que la caracteriza. Cuando está baja en nutrientes, se tornará a un amarillo más pálido y perderá hojas.
Cuidado de la laurel de la India

Tamaño de la boj

En su ambiente natural mide entre 15m y 30m y sus hojas ovaladas miden entre 4cm y 8cm de largo y entre 2cm a 4cm de ancho, relativamente pequeñas. En casa, crecerá lo que le permita la maceta en donde esté sembrado. 

Trasplantar 

Esta planta es particularmente sensible al movimiento, así que has lo posible por tocarla solo si es necesario, ya que cualquier movimiento brusco la puede dejar sin hojas. Solo necesitará trasplante si la maceta en donde está ya se quedó pequeña para el tamaño de sus raíces.

Datos adicionales de la laurel de la India

  • Cuando trasplantes tu ficus benjamina, hazlo a finales de invierno o comienzos de primavera, para que comience su etapa de crecimiento en la nueva maceta. 
  • Si quieres propagar tu ficus, corta unos 8 cm a 10 cm de la punta de los tallos, poda algunas de sus hojas y déjalo secar durante la noche. Ponlo luego en compost con arena y tendrás una planta nueva.
  • Es susceptible a los ataques de cochinillas y arañas rojas, así que siempre ten en casa alguna mezcla de insecticida para combatir las plagas.
  • El ficus tiene la particularidad de que, sea cual sea su tamaño, mantiene siempre su forma de árbol. Por eso es muy popular también como bonsái.