Plantas trepadoras

Las plantas trepadoras son una excelente opción si lo que deseas es decorar y darle vida a una superficie vertical, por ejemplo, un muro. ¡Son increíblemente decorativas!

Estas plantas con sus hermosas hojas y coloridas flores caen como una cascada por las paredes y todo aquello que se les cruce en el camino, y algunas tienden a enredarse por completo si el lugar tiene aberturas.

¿Quieres conocerlas a fondo? Bueno, hoy te contaremos todo sobre estas, desde sus principales características, tipos, cuidados  hasta las variedades más comunes para que elijas la que más se adapte a tus gustos y a las exigencias de tu espacio. ¡Comencemos!

Todo lo relacionado a las plantas trepadoras

¿Qué es una planta trepadora?

Como hicimos mención al inicio, una planta trepadora es una planta que puede encaramarse a un elemento vivo o inanimado, el cual parasita mecánicamente, pero sin hacerle daño. Este elemento es conocido como “hospedador” y, ambos llegan a competir por la luz del sol, si se vuelve escasa.

que son las plantas trepadoras

Estas plantas pertenecen a dos grupos ecológicos, con crecimientos diferentes:

  • Las plantas guiadoras trepadoras, las cuales inician la invasión mecánica como herbáceas.
  • Las plantas semitrepadoras o apoyantes, las cuales se desarrollan erguidas y robustas, con crecimiento lento y cuando alcanzan cierta altura, su propio peso hace que tengan que apoyarse y entrelazarse en las ramas de las plantas cercanas o cualquier superficie.

Ahora bien, es importante mencionar que no todas las plantas guias son trepadoras, pero todas las plantas apoyantes si lo son.

Diferencias entre las plantas enredaderas y trepadoras

Por un lado, las plantas enredaderas poseen tallos largos que no se sostienen por sí solo, sino que necesitan un soporte para poder aferrarse y trepar.

En cambio, en las plantas trepadoras son sus raíces y ramas las que ayudan a que la planta se adhiera a cualquier superficie vertical. Estas pueden crecer de manera ascendente y de todos modos tendrán las fuerzas para adherirse, mientras que las enredaderas no.

Características generales de las plantas trepadoras

Estas plantas las vemos con mayor asiduidad en las fachadas, jardines y balcones de las casas, debido a la majestuosidad de su follaje y la gran amplitud que llegan a obtener en muy poco tiempo. No obstante, estas plantas son muy peculiares y no se desarrollan ni interactúan como las demás. Por ello, hoy queremos analizar a fondo las principales características de estas plantas, veamos:

Anteriormente hablamos de las diferencias entre las plantas trepadoras y las enredaderas, precisamente para dejar en claro que no se trata de la misma planta, muy a pesar de que ambas crecen desmesuradamente. Recuerda  que, las enredaderas siempre van a necesitar de un soporte artificial; por ejemplo, esas plantas colgantes en los balcones, no suelen ser trepadoras, sino enredaderas que son vencidas por la gravedad.

caracteristicas de las plantas trepadoras

Ahora bien, las trepadoras suelen subir y crecer en vallas, arcos y paredes gracias a la fuerza de sus raíces, tallos y ramas, sin requerir ningún soporte. Estas, disponen de ventosas y ganchos que se van agarrando a todo lo que encuentran, bien sea, otras plantas, troncos, rejas, etc.

Por otro lado, las plantas trepadoras nacen en el suelo y a medida que se van desarrollando, van ascendiendo. Aunque hay que dejar en claro, que no es que pueden trepar y alcanzar grandes alturas sin ningún tipo de apoyo, siempre buscar a qué aferrarse con sus ganchos a rocas, troncos o cualquier cosa que tengas a disposición.

Adicionalmente, estas plantas no se mantienen erguidas por sí solas, siempre necesitarán de algo que les sirva de guía para encaramarse, aunque en muchos casos se enroscan.

Existen especies de estas plantas que no les gusta treparse sino que crecen y se expanden por el suelo, son llamadas plantas rastreras. Estas, son de crecimiento rápido y, si no se podan constantemente pueden llegar a convertirse en un problema para otras plantas, ya que les quita toda la luz solar.

¿Cómo trepan estas plantas?

Aunque pareciera una acción fácil y común entre este tipo de plantas, tienen diferentes formas de hacerlo.

Trepadoras con tallos volubles

Estas son las más comunes dentro de este tipo de plantas. Lo que hacen es enrollarse alrededor de cualquier soporte, utilizando sus tallos  delgados y flexibles. Entre estas podemos encontrar la Madreselva.

Trepadoras con raíces aéreas

Las plantas trepadoras con raíces aéreas desarrollan raíces muy pequeñas que se sujetan al soporte. Estas raíces tienen la capacidad de agarrarse a cualquier cosa, incluso a paredes lisas. Entre la más conocida está la Hiedra.

Trepadoras con zarcillos

Los mal llamados zarcillos pueden ser tallos, hojas o incluso peciolos que tienen forma de ganchos y sirven para que se agarren con más fuerza y precisión, también funcionan como impulsadores para seguir expandiéndose hacia arriba. Una de las más representativas es la Pasiflora.

Tipos de plantas trepadoras

Estas se clasifican en función del tipo de clima, tipo de crecimiento, por su nutrición. Veamos algunos tipos:

Trepadoras de tallo leñoso

Este tipo de planta desarrolla ganchos y nudos en sus ramas laterales para poder seguir subiendo y mantenerse erguida. Tienen tallos delgados y crecen, por lo general, en bordes de bosques.

Lianas

Son plantas trepadoras leñosas, con estructuras sumamente complejas. Son típicas de bosques y selvas.

Hemiepifitas

Las plantas trepadoras Hemiepifitas nacen como epifitas y luego desarrollan tallos leñosos trepadores. Estos crecen pegados a árboles robustos que tengan la capacidad de soportarlos.

Ahora bien, para poder trepar utilizan varios artilugios: zarcillos, nudos, espinas, raíces adhesivas, hojas cortantes, ramas laterales, entre otros.

Cuidados de una planta trepadora

Adicional a los factores que vimos anteriormente a tener en cuenta para que esta planta se desarrolle perfectamente (como soportes o apoyos), hay que llevar a cabo los siguientes cuidados:

  • Existen plantas de este tipo que pueden vivir tanto en el exterior como en el interior. Sin embargo, hay que tener muy presente esto al momento de adquirir alguna, ya que no todas resisten el frío y otras requieren temperaturas altas para sobrevivir.
  • Al momento de sembrar una trepadora hay que otorgarle una buena profundidad, lo recomendable es que sea el doble del diámetro de la misma. No hay que olvidarse de agregar una buena cantidad de abono orgánico, en caso de que el sustrato sea muy arenoso. No se recomienda plantarlas en primavera o verano.
  • En el caso de podar varios ejemplares en la misma zona, se debe dejar una separación de 50 cm entre cada una.
  • Se debe orientar a la planta para que crezca en donde se quiere.
  • Hay que regar con abundante agua una o dos veces por semana e intensificar el riego cuando llegan las épocas de viento.
  • Se deben podar de vez en cuando, unas 3 veces al año. Este proceso consiste en eliminar las hojas muertas, erradicar los tallos en mal estado y darle un toque estético con ayuda de unas tijeras para jardinería.
cuidados de las plantas trepadoras

Cómo elegir una planta trepadora

Si ya tienes claro que las plantas trepadoras son lo tuyo, puede que ya estés listo para llevar a casa una. No obstante, antes debes tomar en considerar los siguientes puntos:

Ten en cuenta qué características quieres que manifieste la planta y las condiciones ambientales de tu zona, por ejemplo, el método de trepar de la planta, el clima, la orientación, con flores o sin estas, entre otros.

Si deseas que tenga elementos adicionales como los llamados zarcillos, los cuales ayudan a que se pueda sujetar firmemente.

El clima donde se desarrollará la planta es un aspecto muy importante. Ten presente que, a pesar de que la mayoría de estas plantas son resistentes, requieren de ciertas temperaturas para producir  flores o frutos.

Dependiendo de la orientación que quieras darle a la planta, ésta crecerá más rápido o más lento.

Si deseas una planta que florezca debes evaluar las diferentes opciones.

Plantas trepadoras más comunes