Glicinia – Wisteria sinensis

Nombre común: Glicinia, Glicina, Flor de pluma.

Nombre científico: Wisteria sinensis

Origen: China y Japón.

Familia: Fabaceae.

La Glicinia es una planta trepadora de abundante follaje, y al llegar el invierno florece, dejando ver su mayor encanto.

Si quieres aprender un poco más sobre esta especie, quédate con nosotros y mira todo el contenido que hemos traído relacionado con sus características, cuidados, plagas y enfermedades y algunos datos adicionales.

Características de la Glicina

Es una planta de grandes dimensiones, en su hábitat natural puede llegar a medir hasta los 20 metros de largo.

Forma parte de las plantas enredaderas que desarrolla zarcillos para poder adherirse a las superficies, sin embargo, también requiere de guías para poder trepar.

La Glicinia tiene hojas caducas, es decir que las pierde al llegar el otoño. Estas, están compuestas por hasta 13 foliolos de color verde y alcanzan los 25 cm de largo.

Por otro lado, sus flores son de color azul-violáceo o blanco y emanan un espectacular aroma que conquista a muchos, aunque en ocasiones tiende a ser un poco intenso. Están dispuestas en racimos colgantes de 20 cm de largo. Su floración se da a principios de primavera.

Con respecto a sus frutos, estas son legumbres achatadas, aterciopeladas, de unos 10 cm de largo y color pardo; maduran durante el verano, y se rompen liberando las semillas.

Glicinia
gardenia.net

Cuidados de Glicinia

Esta es una planta que requiere de ciertas condiciones de cultivo para poder crecer sanamente. A continuación te daremos algunos consejos para que esto se lleve a cabo sin ningún problema. Veamos:

  • Luz: es una planta que necesita de luz solar directa. Por tanto, lo mejor que puedes hacer es ubicarla en el exterior donde le peguen los rayos del sol la mayor parte del día y también cerca de una estructura rígida para que pueda trepar.

También la puedes ubicar en el interior, pero trata que sea cerca de una ventana, por donde entren los rayos del sol.

  • Temperaturas: la Glicina prefiere el clima templado; no obstante, resiste muy bien las temperaturas heladas.
  • Sustrato: esta planta requiere de un gran volumen de tierra, por lo que, si la cultivas en una maceta, al poco tiempo le quedará chica y su crecimiento será raquítico. Es mejor que la plantes en terrenos profundos, ya que sus raíces se ramifican mucho debido a la vigorosidad de su crecimiento.

Al contrario de la mayoría de las plantas trepadoras, la Wisteria sinensis prefiere los suelos arcillosos, fértiles y que retengan la humedad, y se debe tener precaución de que no sean muy calcáreos.

  • Agua: una vez llegue el verano, debes aumentar la cantidad de agua y la frecuencia de riego, puede ser 3 veces a la semana.

Ahora bien, ten cuidado de no sobrepasarte, ya que no tolera los encharcamientos. Una buena recomendación es que dejes secar el sustrato entre cada riego.

  • Abono: debes abonar la planta todos los años, sobre todo en la época de floración.
  • Poda: la poda de esta planta se hará con el propósito de mantener el crecimiento contenido, y lo que debes hacer es recortar los tallos vigorosos que despunten, siempre dejando los tallos laterales, los cuales serán los encargados de la floración.

Realiza este procedimiento 3 veces al año, durante la primavera, el verano y el otoño.

Cuidados de la Glicinia
fineartamerica.com

Plagas y enfermedades de la Wisteria

Las enfermedades más comunes de esta planta son: las manchas por hongos, el oídio, la roya o la virosis. Entre las plagas más comunes tenemos: los pulgones, las cochinillas y la abeja cortadora de hojas.

Datos adicionales de la Glicinia

  • Esta planta se puede multiplicar por acodos, esquejes, injertos o semillas.
  • Es importante mencionar, que tanto sus semillas como sus vainas son venenosas. Las semillas contienen el glucósido llamado wisterina  el cual es tóxico, y cuando se ingiere puede provocar vómitos, dolores estomacales, diarrea, náuseas y la muerte en niños.