Aeonium Cabeza negra – Aeonium Arboreum Zwartkop

Nombre común: Aeonium Cabeza negra, Suculenta Rosa negra, Aeonium Arbol Negro.

Nombre científico: Aeonium Arboreum Zwartkop – Aeonium Schawarzkopf.

Origen: Islas Canarias, Etiopía y la Península Arábica.

Familia: Crassulaceae.

La Cabeza negra es una planta suculenta única en su especie. Los más destacable de esta es el color violeta oscuro de sus hojas y el amarillo brillante de sus flores, las cuales crean un hermoso contraste en cualquier jardín o espacio donde se les ubique.

¿Quieres tener una en casa y no sabes cómo cuidarla? Bueno, a continuación te daremos información relevante sobres sus características y los debidos cuidados a llevar a cabo para poder desarrollar un ejemplar envidiable. ¡Vamos por ello! 

Características del Aeonium Arboreum Zwartkop

Es una planta perenne e híbrida. Se dice que podría ser un híbrido de Aeonium Arboreum o de Aeonium Manriqueorum.

Genera unos tallos largos y redondeados de color verde grisáceo mientras es joven, luego con el tiempo cambian a un marrón grisáceo. Estos, son esbeltos y pueden llegar a medir hasta unos 70 cm de altura, justo en el extremo superior es donde se forman las rosetas, las cuales parecen grandes flores negras y pueden llegar a medir hasta unos 20 cm de diámetro.

Aeonium Cabeza negra
succulentavenue.com

Estas rosetas están compuestas por hojas con forma de cuchara, de color violeta oscuro, casi llegando a ser negras. Se desarrollan superpuestas.

Por otro lado, esta planta florece durante el invierno. Durante este proceso desarrolla inflorescencias largas y cilíndricas con muchas flores de color amarillo.

Cuidados de la planta Cabeza negra

  • Luz: es una planta que necesita una ubicación parcialmente soleada durante el verano. Por eso, lo que debes hacer es colocarla en el exterior en un lugar donde no le den los rayos del sol directamente, pero donde a la vez, tenga suficiente iluminación natural. En el invierno, necesitará un emplazamiento luminoso y soleado.
  • Sustrato: utiliza un sustrato rico en materia orgánica y arena, pero que también contenga pequeños áridos para que el buen drenaje esté garantizado. En el caso de que la cultives en una maceta, debes colocar una capa de grava volcánica en el fondo para que el agua fluya libremente.
  • Agua: es recomendable que riegues esta planta regularmente, sobre todo durante la época de crecimiento. Ahora bien, para evitar un exceso de humedad en la tierra y la planta misma, asegúrate que entre cada riego el sustrato esté completamente seco. Esta planta entra en un periodo de reposo durante el verano; por tanto, lo mejor es que la riegues de vez en cuando.
  • Temperatura: soporta bajas temperaturas (de unos cuantos grados bajo cero), breves y esporádicas. No obstante, esta crece mejor con temperaturas por encima de los 5°C. Las temperaturas óptimas son las cálidas.
  • Trasplantar: este procedimiento es mejor que lo hagas durante la primavera, cada 2-3 años.
Cuidados Aeonium Cabeza negra
succulentavenue.com

Plagas y enfermedades de la planta Cabeza negra

Entre las plagas más comunes que pueden afectar a este tipo de plantas están las cochinillas y los pulgones; sin embargo el problema más grave que podría acabar con esta planta es el exceso de riego o el mal drenaje de la tierra, ya que pueden ocasionar la aparición de hongos y pudrición de las raíces.

Datos adicionales de la planta Aeonium Cabeza negra

  • Estas plantas se reproducen fácilmente a través de esquejes tomados de los extremos de los tallos. Lo más práctico es cortar la roseta con un poco de tallo, dejar secar las heridas, para luego plantarlo. Esta acción es mejor hacerla a mediados de primavera hasta principios del verano.
  • Debes saber que después de florecer, la roseta muere. Sin embargo, antes desarrolla nuevos tallos.