Potos (Epipremnumaureum)

Nombre común: pothus, pothos, potos.

Nombre científico: Epipremnumaureum

Familia: Araceae.

Origen: Asia sudoriental.

Famosa por tolerar distintas condiciones de luz y humedad, la potos es excelente para quienes se quieren iniciar en el mundo de las plantas de interior sin muchos compromisos. Limpia distintas toxinas en el ambiente y es, según muchos, la planta de interior más fácil de mantener.

Es considerada epífita o de aire, con raíces que se cuelgan de cualquier soporte que encuentren, pero crece con facilidad en una maceta corriente y solo requerirá poda si sientes que está creciendo fuera de control.

Sus hojas con forma de corazón pueden escalar como enredaderas o descender desde una maceta o matero colgante. En algún lugar de tu casa debe haber un espacio reservado para una potos. ¡Es súper versátil!  

Cuidado de la potos

Podrás olvidarte de ella durante días y allí seguirá limpiando el ambiente y creciendo hacia cualquier zona con luz que encuentre.

  • Luz: su facilidad para crecer y florecer bajo cualquier tipo de luz le ha ganado muchos espacios en oficinas, baños y cualquier habitación con luz incandescente. Crecerá aún más rápido si recibe una buena parte de luz solar, pero le irá bien en cualquier condición.
  • Agua: sus raíces pueden morir con mucha facilidad si se riega de más. Asegúrate de que su suelo esté solamente húmedo, pero nunca empapado, y tu potos vivirá sana por mucho tiempo.
  • Hibernación: al igual que otras plantas de interior, solo hibernará durante la etapa fría o de invierno y deberás reducir la cantidad de agua con la que la alimentas. En unos meses volverá a crecer al ritmo de siempre.
  • Fertilización: abona tu potos una vez al mes con algún fertilizante soluble en agua u orgánico. Déjala descansar durante el invierno y vuelve a fertilizarla a finales de febrero.

Tamaño de la potos

La manera más fácil y común de crecer una potos es como enredadera. De esta manera, alcanza hasta 20 metros de altura. Sus tallos tienen hasta 4 cm de ancho y en interiores suelen medir entre 30 cm a 46 cm de largo. Sus hojas pueden medir 10 cm en interiores, pero en su hábitat natural superan incluso los 50cm de diámetro.

planta potos

Trasplantar

Trasplántala cada vez que crezca más allá de lo que su maceta puede soportar y reprodúcela con cortes de sus mismos tallos.

Después de trasplantar una potus, la planta necesitará una «etapa seca», con menos agua que la que recibe de costumbre, hasta acostumbrarse a su nueva maceta.

Datos adicionales sobre la pothus

  • Por ser tropical, la potos se usa solo en interiores si está en un clima templado, con temperaturas promedio entre 12ºC a 20ºC.
  • A pesar de que es famosa por su habilidad para purificar el aire, la potus es una planta tóxica para perros y gatos. Puedes prevenir una intoxicación en tus mascotas al poner la potos fuera de su alcance.
  • Mientras muchos cuidan su potus en casa, en algunas zonas del mundo es considerada una especie invasora por su crecimiento descontrolado.
  • Es excelente para limpiar el ambiente de casas sin estrenar, contaminado con partículas de formaldehido y otros contaminantes químicos de alfombras o materiales de construcción.