Bonsái de Ficus (Ficus Ginseng)

Nombre común: Bonsái  de ficus 

Nombre científico: Retusa, Ficus Ginseng

Origen: Asia

Familia: Moraceae.

El ficus es una planta que se encuentra en las regiones tropicales de todos los continentes y existen entre 800 y 2000 especies. Crecen como pequeños arbustos o, en algunos casos, como plantas trepadoras.

Características del Bonsái de Ficus

Ahora bien, el ficus es una de las plantas preferidas para utilizar en bonsái ya que con este se logran atractivas creaciones con innumerables raíces aéreas, las cuales funcionan como pilares para sostener grandes ramas.

Es importante mencionar que estas raíces se inducen artificialmente utilizando cubiertas de cristal o pequeños invernaderos hechos de plástico transparente para generar una humedad del 100%. Estas raíces crecen hacia abajo de forma vertical y cuando llegan al suelo se transforman en troncos.

La mayoría de las especies de ficus utilizadas en bonsái tienen hojas con una punta en forma de flecha por donde el agua se desplaza con facilidad; y tienen diversos tamaños, varían desde los 2 cm hasta los 10 cm de largo.

En relación a los troncos, estos generalmente tienen una corteza lisa de color gris. Sin embargo, otras especies desarrollan un patrón en sus cortezas.

Bonsái de Ficus
e-bonsai.com

Cuidado del bonsái de Ficus

Como dijimos al inicio, los ficus son plantas tropicales, por tanto las especies de ficus utilizados para cultivar los bonsáis son considerados de interior, aunque durante el verano se pueden mantener afuera y, si las temperaturas bajan, se deben ubicar en el interior ya que no soportan climas helados.

  • Luz: en este sentido, lo ideal es que lo ubiques en un lugar donde le dé directamente el sol, ya que requieren de mucha luz. No obstante, para llegar a este punto, es recomendable hacerlo gradualmente, pero ten en cuenta que una ubicación muy sombreada es inadecuada.
  • Agua: los ficus son capaces de soportar baja humedad gracias a sus hojas gruesas y cerosas, aunque prefieren una humedad elevada para poder desarrollar raíces aéreas. En relación al riego, es conveniente que lo hagas regularmente y generosamente cada vez que notes que el suelo está ligeramente seco. El agua siempre debe estar a temperatura ambiente.
  • Abono: lo debes abonar cada dos semanas durante el invierno y cada cuatro semanas durante el invierno; si no lo haces de esta manera, el crecimiento se detiene. Para realizar esta acción puedes utilizar bolas de abono orgánico o fertilizante líquido.
  • Poda: es recomendable que lo podes con regularidad para mantener la forma del árbol. Cuando una ramita haya crecido de 6 a 8 hojas, puedes podar dos hojitas. También puedes podar las hojas para reducir el tamaño de las mismas. En el caso que desees engrosar el tronco, puedes dejarlo crecer libremente por un año. Cuando realices grandes heridas debes cubrirlas con pasta selladora de cortes.

Trasplante

El trasplante lo debes hacer durante la primavera de cada año, realizando una poda de raíces y utilizando una mezcla básica de suelo.

Bonsái de Ficus Ginseng
ebay.com

Cómo controlar las plagas o enfermedades en los bonsáis de ficus

Las especies de ficus son muy resistentes a las plagas. Por lo general, durante el invierno, si la luz y el aire falla, el bonsái se debilita, provocando la caída de las hojas y la infestación con cochinillas y ácaros.

En estos casos puedes utilizar una barra de insecticida sistémico, la cual puedes clavar en el suelo. También funcionan los insecticidas en aerosol, aunque lo más importante aquí es que mejores las condiciones de vida de tu ficus.

Datos adicionales del Bonsái de Ficus Ginseng

  • El bonsái de Ficus Ginseng es venenoso para las mascotas, especialmente si se comen las hojas, por esta razón te recomendamos ponerlos en un lugar alto, fuera del alcance de los mismos.
  • Los ficus tienen la capacidad de fusionar aquellas partes que se tocan con sólo aplicar un poco de presión, es decir, las ramas, raíces o troncos pueden fusionarse para formar atractivas formas.
  • Este árbol reacciona muy bien al injerto de aproximación en ramas y raíces.
  • En relación a su multiplicación, puedes realizar esquejes durante las crecidas de mediados del verano. También puedes obtener nuevas plantas utilizando semillas plantadas en primavera.