Clemátide – Clematis

Nombre común: Clemátide, Clematis, Barbas de chivo.

Nombre científico: Clematis.

Origen: Inglaterra.

Familia: Ranunculaceae.

La Clematis es una planta trepadora con flores muy bonitas y llamativas, las cuales embellecen cualquier espacio. Esta es una planta que tiene fama de ser muy difícil de cuidar, sin embargo, esto está muy lejos de la realidad y hoy podrás comprobarlo.

A continuación te presentamos información valiosa y sustanciosa relacionada a sus características y los debidos cuidados a llevar a cabo para poder cultivar un ejemplar envidiable. ¡Sigue leyendo y toma nota!

Características de la Clematis

El género botánico Clematis se compone de plantas leñosas y de herbáceas perennes. Entre las principales especies tenemos: Clematis flammula, Clematis armandii, Clematis jackmannii, Clematis viticella y la Clematis lanuginosa.

Son plantas que carecen de troncos, pero tienen tallos leñosos. Y en estado natural, suelen crecer cerca de los árboles para poder escalar. Esta planta puede llegar a crecer hasta 3 metros de altura.

Se caracterizan por tener hojas divididas en 3 foliolos de color verde.

Sin duda alguna, su principal característica son sus flores, las cuales nacen durante la primavera y el verano, pero a diferencia de muchas otras flores, no son sus pétalos los que llaman la atención sino sus tépalos, los cuales son de colores muy vistosos y muy decorativos.

Clemátide
hgtv.com

Cuidados de la planta trepadora Clemátide

  • Luz y ubicación: para disfrutar de una Clematis sana es indispensable que la ubiques en un lugar de semisombra. La situación ideal es que a las flores le den los rayos del sol y que sus raíces estén bajo la sombra. Durante las horas más calurosas del día, toda la planta debe estar en la sombra.
  • Agua: es una planta que necesita de un grado alto de humedad. Por tanto, lo más recomendable es que la riegues frecuentemente, pero a un nivel moderado.
  • Sustrato: la máxima necesidad de esta planta es que el sustrato tenga un buen drenaje, ya que no son muy amigas del exceso de agua. Esto es fundamental tanto para el desarrollo de sus flores como para su crecimiento. No toleran los suelos ácidos, prefieren los calizos y otros sustratos básicos.
  • Abono: utiliza una mezcla de abono mineral y natural, una vez al año.
  • Poda: para poder disfrutarla por muchos años, este procedimiento es fundamental que lo hagas cada cierto tiempo, aunque esto dependerá del tipo de Clematis.

Por ejemplo, en el caso de la Clematis Alpina solo será necesario hacer una poda de limpieza cada temporada; mientras que con la Clematis Montana y Orientalis se debe hacer una poda de floración; y con la Clematis Gipsy Queen se hará una poda contundente.

  • Trasplante: la época correcta para trasplantar tu Clematis es durante la primavera, después que no haya riesgo de temperaturas heladas.
Cuidados Clemátide
amazon.co.uk

Datos adicionales de la Clemátide

  • En Inglaterra se le conoce popularmente como “Alegría de los viajeros”, por su fácil cultivo y lo llamativo de sus flores. También es considerada como la flor de los soñadores.
  • Hace mucho tiempo, las clemátides fueron llamadas pimenteros por los pioneros del Viejo Oeste, ya que la utilizaban como sustituto de la pimienta para aderezar sus comidas, y todo debido a que la verdadera pimienta era muy difícil de conseguir y  sumamente costosa.
  • Todas las variedades de estas plantas son tóxicas. Estas provocan sangrado del tracto digestivo si se consume en grandes cantidades.
  • Ahora bien, a pesar de su toxicidad, antes era muy usada como tratamiento para las migrañas y los problemas nerviosos.
  • También son utilizadas para decorar pérgolas, muros y paredes de terrazas.
  • El Clematis se reproduce por semillas, pero también por estaca.