Rosal trepador

Nombre común: Rosal trepador.

Nombre científico: Rosa spp.

Origen: Asia.

Familia: Rosáceas.

El Rosal trepador es un arbusto espinoso, de abundante follaje y, por supuesto, invadido con hermosas rosas. ¡Todo un espectáculo!

Esta es una de las plantas trepadoras más populares, y es que ¿A quién no le gusta una rosa? Además está el hecho que funciona perfectamente como objeto ornamental para las fachadas de las casas. A continuación te contamos todo sobre estas, sus características, cuidados, plagas y enfermedades que la afectan, entre otros datos más. ¡Vamos por ello!

Características de los Rosales trepadores

Los rosales pueden ser arbustos o plantas trepadoras (a veces llegan a colgar) y llegan a medir hasta 5 metros de altura, aunque en algunos casos pueden medir hasta 20 metros cuando trepan por otras plantas o superficies. Tienen tallos espinosos, leñosos y fuertes.

Estas plantas ofrecen una amplia variedad de colores en sus rosas, que van desde el blanco, rojo, amarillo, rosa y muchos otros tonos más. Por lo general, su floración se da durante el verano, pero hay especies que apenas florecen entrando el otoño.

Rosal trepador
gardencenterejea.com

Variedades

Se pueden encontrar rosales:

  • Reflorecientes, de flores grandes.
  • Reflorecientes, de flores pequeñas, en ramilletes.
  • No reflorecientes, los cuales florecen una vez al año, durante la primavera.

Entre las variedades de rosales trepadores más conocidas están: Rosal New Dawn, Rosal Elfe, Rosal Lady Sylvia, Rosal trepador Oriental, Rosal Aloha, Rosal Madame Alfred Carriere, Rosal Pink Cloud.

Cuidados del Rosal Trepador

Los rosales trepadores son ese tipo de plantas que no son muy exigentes en cuanto a sus cuidados; sin embargo hay que tomar en cuentas ciertos aspectos para poder desarrollar un ejemplar sano, veamos:

  • Luz y ubicación: este arbusto necesita de luz solar; no obstante, la exposición no debe ser prolongada. Por tanto, lo mejor es que la cultives en el exterior, en un lugar donde le den los rayos del sol por tan solo unas 4 horas al día.

La mayoría de las especies prefieren que el sol les dé solo en la parte superior. Además tienes que considerar ubicarlo en una zona donde pueda trepar libremente.

  • Agua: el rosal trepador necesita de una humedad media. Debes aplicar riegos constantes, pero moderados; de tal manera así evitarás los encharcamientos y que el sustrato se seque por completo.

Ahora bien, durante el verano debes aumentar la cantidad de agua y la frecuencia, por lo menos 4 veces por semana.

Cuidados del Rosal Trepador
plantas.facilisimo.com
  • Abono: debes abonar abundantemente cuando esté finalizando el invierno o inicie la primavera, así conseguirás una floración radiante. Utiliza un abono orgánico o fertilizante granular para rosas.

Si obtienes un rosal trepador refloreciente, también debes abonar a principios del verano.

  • Poda: la primera poda debes hacerla una vez la planta llegue a la edad adulta, es decir, después de los 3 años de edad. La mejor época para llevar a cabo este proceso es a finales del invierno o inicio de la primavera.

Lo primero que debes hacer es eliminar los brotes deteriorados con ayuda de tijera para jardinería, córtalos siempre por encima de una yema y en diagonal. En el caso de los brotes viejos, es mejor que los podes desde la base, sin llegar a tocar el sustrato. Los brotes laterales pódalos un tercio desde la punta.

Datos adicionales del Rosal Trepador

  • Estas plantas son perfectas para decorar zonas elevadas como pérgolas, espalderas, fachadas, entre otras. Además son muy buscadas para decorar los exteriores, por su estupendo perfume.
  • Los rosales se propagan por métodos asexuales: esquejes, acodos e injertos.
  • Entre las enfermedades más comunes que afectan a los rosales trepadores están: oidio, mildiu, mancha negra, chancro, infecciones por hongos, botritis, virus del mosaico, tumoraciones del cuello, antracnosis, entre otras.