Jazmín común – Jasminum officinale

Nombre común: Jazmín común, Jazminero, Jazmín morisco, Jazmín blanco, Jazmín de verano, Jazmín oficial, .

Nombre científico: Jasminum officinale.

Origen: Zona del Cáucaso, Norte de Irán, Pakistán, Afganistán, Indica, Nepal, China occidental, los Himalayas.

Familia: Oleaceae.

El Jazmín común, es por mucho, una de las plantas trepadoras más famosas y queridas a nivel mundial, y probablemente se deba a sus hermosas, aromáticas y delicadas flores.

Como es de esperar, no podíamos dejar de hacer una reseña completa sobre esta planta; a continuación te contaremos sobre sus características, cuidados, plagas y enfermedades comunes y un par de datos adicionales. ¡Vamos por ello!

Características del Jazmín común

El Jasminum officinale es una planta trepadora perennifolia  y crece hasta alcanzar los 6 metros de altura.

Tiene tallos muy ramificados y delgados, de los cuales se desarrollan hojas con 5-9 folíolos linear-lanceolados con el borde entero.

Sus flores brotan durante la primavera y se agrupan en inflorescencias de color blanco. Estas son hermafroditas.

Una vez polinizadas las flores, se desarrolla un fruto, el cual es una baya.

Jazmín común
unjardinsostenible.com

Cuidados del Jasminum officinale

Si quieres disfrutar al máximo de tu planta, es importante que lleves a cabo los siguientes consejos relacionados con su cuidado. Veamos:

  • Ubicación y luz: lo más recomendable es que coloque la planta en el exterior, en una zona con semisombra, aunque resiste bien los rayos del sol directos.
  • Sustrato: en caso de cultivar esta planta en una maceta, lo mejor es que utilices un sustrato de cultivo universal mezclado con un poco de perlita.
  • Ahora bien, si la vas a plantar en el jardín no requiere de un suelo en específico, lo importante es que tenga un buen drenaje.
  • Agua: lo ideal es que la riegues 2-3 veces por semana en el verano y cada 5 días el resto del año.
  • Si está en una maceta con un plato debajo, asegúrate de retirar el agua en el mismo cada vez que la riegues.
  • Abono: debes abonar durante la primavera y el verano. Para ello, utiliza abonos orgánicos, como el estiércol o el guano. Si está en una maceta, funciona muy bien un abono líquido.
  • Trasplante: este procedimiento debe hacerlo a finales de invierno, cuando las temperaturas sean superiores a los 15 °C.
  • Poda: esto debes hacerlo solo cuando notes que la planta tiene ramas secas o enfermas.

Plagas y enfermedades en el Jazmín blanco

El Jasminum officinale es una planta que, en ocasiones, puede verse afectada por las siguientes plagas:

  • Cochinillas algodonosas o tipo lapa: estas se adhieren a las hojas, causando grandes daños. Para erradicarlas se puede utilizar tierra de diatomeas, aceite de Neem o jabón potásico.
  • Gorgojos: estos muerden los bordes de las hojas. Se eliminan con insecticidas clorados.
  • Barrenillos: excavan entre la corteza y la madera. Se combaten con insecticidas para larvas.
  • Piral de Jazmín: son orugas que se alimentan de las hojas jóvenes. Se suprimen con insecticidas anti-orugas.
cuidados del Jazmin común
guiadejardineria.com

Ahora bien, entre las enfermedades más comunes están:

  • Manchas en las hojas: se tratan con fungicidas.
  • Agallas del cuello: son tumores producidos por el Agrobacterium tumefaciens. Para esta enfermedad no hay tratamiento.
  • Podredumbre de las raíces: esto se genera cuando la planta ha estado expuesta a suelos muy húmedos prolongadamente. Para librarla de esta afección se puede tratar con fungicidas y disminuir los riegos.
  • Tuberculosis: se presentan tumores y verrugas en las ramas causadas por la bacteria Pseudomonas savastanoi. No existe tratamiento para esta afección.

Datos adicionales del Jazmín  común

  • Esta planta se multiplica a través de esquejes de madera semileñosa con hojas, durante el verano. Para eso, solo tienes que cortarlas, untar la base con enraizantes casero y luego plantarlas en una maceta con vermiculita. Al pasar unas 3 semanas ya tendrá un par de raíces.