Menta común

Nombre común: menta común

Nombre científico: menthax piperita

Familia: lamiaceae

Origen: Mediterráneo

Según la mitología griega, Menta era una ninfa de quien Hades, dios del inframundo, se enamoró perdidamente. Cuando su esposa descubrió el romance, hizo que se deshicieran de la preciosa ninfa al convertirla en una planta. Para evitar que su amada quedara en el olvido, Hades hizo que la planta tuviese un olor particular y atractivo para que siempre estuviese presente.

Han pasado miles de años, pero el olor fresco y delicioso de la menta se mantiene. Hoy en día es parte fundamental de recetas, tragos e incluso remedios, así que lo debe ser también de tu jardín personal de plantas aromáticas. Después de conocer su historia, ¿cómo imaginarse de ahora en adelante un huerto sin el olor de la menta?

Por suerte, su cultivo se ha extendido más allá del Mediterráneo como planta aromática, medicinal e incluso para ahuyentar las plagas de otras plantas ¿Listo para conocer todo sobre la menta? ¡Sigue leyendo!

Cuidado de la Menta

El clima templado es perfecto para la menta, pero sobrevivirá en distintas condiciones ambientales. Solo sigue estos consejos básicos y tendrás el fresco aroma de la menta como parte de tu jardín personal.

  • Luz: prefiere la sombra parcial y tolera el sol directo, lo que la hace perfecta como planta de balcón. Recuerda que es de origen mediterráneo, así que la cantidad de sol es primordial para el correcto crecimiento de la menta en sus distintas variedades.
Planta menta
  • Agua: necesita mucha agua y crece mejor en un sustrato que se mantenga constantemente húmedo (preferiblemente un suelo arcilloso), pero nunca empapado, ya que el exceso de agua puede matar la planta. Para evitar esto, asegúrate que el suelo de tu menta permite que el agua drene. En promedio, necesitará ser regada unas dos o tres veces a la semana.
  • Cultivo y reproducción: es de tan fácil y rápido crecimiento, que más bien deberás cuidar que no invada todo tu jardín. Por esta razón, se recomienda que la menta tenga su propio contenedor o maceta, en el que seguramente ocupará todo el espacio. Es una planta perenne, así que sus hojas pueden recogerse durante cualquier momento del año y en época de verano u otoño se adorna con unas delicadas flores color violeta.

Puede reproducirse por medio de esquejes o división de sus raíces, preferiblemente entre primavera y verano. También puede reproducirse por medio de semillas, pero la calidad de la planta no será la misma.

Por ser ampliamente invasiva, se recomienda plantarla en contenedores sin fondo, que permitan que sus raíces crezcan lateralmente. 

  • Abonado: la menta es particularmente exigente en cuanto a sus necesidades de abono. Requerirá de un suelo alto en materia orgánica, así que al momento de fertilizarla deberás tomar esto en cuenta. Se recomienda el compost o estiércol. Si optas por un fertilizante comercial, busca uno de equilibrio 1-1-1, que le aportará la cantidad de nitrógeno, fósforo y potasio que necesita.

Tamaño

Entre 30cm-90cm con hojas de 4cm-9cm de largo y 2cm-4cm de ancho. Cuando florece, crece pequeñas flores de poco menos de medio centímetro. Es altamente invasiva y de rápido y frondoso crecimiento, así que deberás asegurarte de que tenga al menos 30cm a 50cm de separación entre cada planta.

Usos de la menta

Cocina

La parte en latín de su nombre, piperita, significa «picante» y por esto es ampliamente utilizada en la cocina del Medio Oriente, África del norte e Inglaterra. 

Desde la antigua Roma se utiliza para aromatizar vinos. Se prepara como parte de ensaladas, como aromatizante de distintos tipos de carnes rojas, comida del mar, salsas y sopas. 

Es muy común en forma de té y es un ingrediente básico de las bebidas refrescantes. Una de sus combinaciones más comunes es junto al chocolate y puede encontrarse en postres de todo tipo, desde caramelos hasta helados y pasteles. 

menta

Medicina

La menta tiene propiedades digestivas, diuréticas, estimulantes y antisépticas. Es conocida por sus propiedades calmantes, por lo que se usa para aliviar insomnios y ansiedad o nerviosismos. Elimina parásitos, calma las náuseas y funciona para descongestionar en casos de bronquitis, tos, resfriados e incluso casos de asma. Como aceite, el mentol se utiliza para aliviar irritaciones cutáneas, dolor e inflamaciones. 

Cosmética

Su aceite, el mentol, es usado como fragancia común en cosméticos, como dentríficos, por asociarse con la limpieza e higiene.

Datos adicionales de la menta

  • Distintas civilizaciones antiguas, como los egipcios, griegos y romanos la consideraban mágica o milagrosa por sus múltiples propiedades medicinales.
  • Tan solo el olor de la menta tiene la capacidad de aumentar los niveles de energía en seres humanos.
  • Debe manejarse con cuidado cerca de mascotas como perros y gatos, ya que puede causarles vómitos o malestares digestivos. De igual manera, la menta en sus distintas presentaciones causa efectos secundarios en embarazadas.