Sábila (aloe vera)

Nombre común: sábila, aloe

Nombre científico: aloe vera

Familia: Xanthorrhoeaceae.

Origen: península arábiga.

La sábila es la planta medicinal por excelencia. La preferida por las abuelitas para crear remedios, recomendada por principiantes y expertos en el cuidado con plantas aromáticas y distribuida en los jardines del mundo por fines curativos durante milenios.

El aloe vera tiene más de 75 principios activos, todos en una misma planta. Es un regalo de la naturaleza del que se tienen registros tan antiguos como desde el año 4 A.C. Ya en ese entonces se había descubierto el inmenso potencial que guardaba esta pequeña planta.

Por la facilidad de su cultivo, sobre todo en áreas tropicales en donde crece libremente, la sábila es la planta medicinal ideal para los principiantes. Prepara tu jardín y hazle un espacio en tu casa, porque al descubrir todos sus beneficios querrás tenerla como parte de tu hogar.

Todo sobre la sabila

Cuidado de la sábila

Es una planta suculenta, así que su cuidado es prácticamente mínimo. Por ser originario de zonas desérticas, el aloe vera sobrevivirá en condiciones extremas. 

  • Luz: el sol directo es esencial. Por esta razón, puedes tenerlo en un jardín al aire libre o en un balcón o terraza que le dé ese contacto directo con la luz solar.
  • Agua: solo debe rociarse cuando ya la tierra ha absorbido la humedad. Aún así, puede pasar un buen tiempo sin regarse, ya que almacena en su interior todo el agua que puede. Cada dos o tres semanas puedes darle su dosis de agua.

En días particularmente calientes, rocía sus hojas. Asegúrate de que su tierra permita el drenaje del agua para evitar que pudra sus raíces.

  • Cultivo y reproducción: las hojas de la sábila, llamadas también «pencas» son donde se concentran todas sus propiedades curativas. Para obtener el gel que almacenan, corta una penca y deja que escurra el líquido amarillento de su interior, que puede resultar dañino al contacto directo con la piel.

Si tu planta produce «bebés», extráelos y plántalos en una nueva maceta. ¡Crecen muy rápido!

cuidado de la áloe vera
  • Abonado: no la abones más de una vez al mes y hazlo preferiblemente durante primavera o verano con un fertilizante balanceado. 

Tamaño

Su tamaño varía enormemente según el lugar en donde está plantada, las condiciones climáticas y la variedad de la especie. Puede medir desde 10cm hasta 3m de altura.

Usos de la aloe vera 

  • El principal es como remedio para la piel. Regenera quemaduras, acelera la cicatrización, atrasa la aparición de arrugas, combate el acné, desinflama, hidrata e incluso protege contra los rayos UV, así que puede usarse como bloqueador solar.
  • Por sus propiedades antiinflamatorias es una aliada de la salud bucal y permite aliviar dolores ocasionados por llagas o gingivitis.
  • Como jugo es ampliamente utilizada para reducir molestias del sistema digestivo y problemas del colon. También es un fuerte depurativo que ayuda a eliminar toxinas y bajar de peso.
  • Forma parte de muchos productos para el cabello porque da brillo, fortalece, suaviza y además es un remedio común para eliminar la caspa.
  • Es un reconocido adaptógeno, lo que quiere decir que ayuda al cuerpo a regularse luego de cambios y lidiar con estrés físico, ambiental e incluso emocional.

Datos adicionales de la sábila

  • En solo un par de años, una planta de sábila puede tener más de mil «clones» a partir de los hijos que produce.
  • El aloe vera contiene 19 de los 20 aminoácidos esenciales para el cuerpo humano.
  • Se ha comprobado que es excelente en la prevención de algunos tipos de cáncer como el de colon, de estómago y de pulmón.