Bonsái de Boj

Nombre común: Bonsái de Boj – Boj.

Nombre científico: Buxus.

Origen: Europa.

Familia: Buxaceae.

El Boj (buxus) es una especie de planta que se usa con mucha asiduidad en bonsái. Existen más de 70 especies, pero las más comunes para llevar a cabo este arte son el Boj Común Europeo y el Boj Chino. Si quieres aprender un poco más sobre este árbol y cómo adaptarlo a una maceta, continúa leyendo y empápate con toda la información que hoy hemos traído.

Características del Boj

Una de las características más resaltantes de esta planta es el tamaño reducido de sus hojas y lo retorcido de su tronco y ramas. Las mismas son lanceoladas a ovadas o elípticas, de color verde oscuro por el frente y más claras por el envés.

Alcanza aproximadamente los 12 metros de altura; tiene un tronco muy ramificado cubierto de una corteza lisa en los árboles jóvenes y llena de resquebrajaduras en los ejemplares adultos.

Las flores son monoicas, de color amarillo y sin fragancia. Aparecen a comienzos de primavera.

El fruto es una capsula de color marrón o gris, coriácea y mide 1 cm de largo aproximadamente.

El Boj es muy robusto y resistente, por tal motivo puede desarrollarse en lugares áridos y secos estando en pleno sol.

Cuidados del bonsái de Boj

  • Luz: el Boj prefiere estar a media sombra, aunque no pasa nada si lo ubicas a pleno sol, siempre y cuando lo riegues con mayor asiduidad. En lugares donde la temperatura baja demasiado, debes ubicarlo en un invernadero.

Ahora bien, el Boj Común (Buxus Sempervirens) soporta temperaturas realmente frías en su estado natural. No obstante, cuando se cultiva en un contenedor hay que darle un trato especial cuando llega el invierno.

En el caso de tener un Boj Chino (Buxus Harlandii) puedes mantenerlo en el interior, aunque prefiere estar en el exterior durante el verano. Este, no tolera temperaturas heladas ya que cuenta con hojas más finas y una corteza surcada.

Bonsái de Boj
pinterest. at
  • Agua: como bien decíamos al inicio, el boj es una planta que puede crecer en zonas secas y rocosas; por lo tanto, una humedad excesiva en el sustrato podría afectarlo considerablemente. Lo más recomendable es que lo riegues solo cuando veas la superficie del sustrato seco. Ahora bien, cuando llega el verano debes rociarlo con mucha más agua, puedes emplear agua de grifo sin ningún problema.
  • Abono: debes abonar el Bonsái de Boj apenas empiece a brotar y hacerlo durante toda la primavera; ya cuando llegue el verano debes suspender el  fertilizado. En otoño debe aplicar nuevamente una buena carga de abono para que se mantenga en buen estado durante el invierno.

Utiliza un abono sólido orgánico (mensualmente) o un abono líquido (semanalmente). Solo en el caso del Boj Chino debes abonarlo una vez durante el invierno.

  • Poda y alambrado: pinza los brotes nuevos dejando libre solo dos pares de hojas. Trata de no hacer la copa muy densa para que la luz pueda penetrar en el interior y así evitar que algunas ramas mueran. Ten presente que el Boj Común no soporta podas fuertes.

Trasplantar

El trasplante del bonsái de Boj debes hacerlo a finales del invierno, cuando las yemas estén hinchadas. Durante este proceso puedes cortar las raíces más grandes y gruesas, pero evita cortar más de la mitad del cepellón. Realiza este proceso una vez cada 2-5 años.

Cuidados del Bonsái de Boj
bonsaido.es

Cómo controlar las pestes y enfermedades

El Boj se puede ver afectado por enfermedades como: el tizón del Boj, la pudrición de las raíces por Phytophthora; insectos de escama, ácaro del Boj, nemátodos, polilla del Boj, entre otros.

En presencia de cualquiera de estas afecciones lo más prudente es que utilices  un pesticida específico, y para ello puedes pedirle ayuda a un profesional en el área.

Datos adicionales sobre el bonsái de Boj

  • Para formar un Bonsái de Boj desde cero te conviene hacerlo desde esquejes, debido a que es una especie de planta de crecimiento lento. Los mejores resultados se obtienen haciéndolo en primavera.
  • Todas las partes del Boj Común contienen sustancias venenosas que pueden ser perjudiciales para la salud humana.