Bonsái de Arce Japonés

Nombre común: Bonsái de Arce Japonés, Arce japonés palmeado, Arce polimorfo.

Nombre científico: Acer Palmatum.

Origen: Japón – Corea del sur.

Familia: Sapindaceae.

El Acer palmatum, popularmente conocido como “arce japonés” es uno de los arbustos más populares en el mundo de la decoración de interiores y exteriores, y es muy habitual verlo en forma de bonsái.

Si deseas cultivar un bonsái esta es una excelente opción, sigue leyendo y mira el análisis que hemos hecho de sus características, cuidados y control de plagas. ¡Continuemos!

Características del Arce palmatum

Es un árbol de hoja caduca, es decir, sus hojas mueren y se desprenden durante el otoño.

Por otro lado, es una planta de tamaño reducido, puede alcanzar en su entorno natural los 10 metros y esporádicamente los 15 metros de altura.

Tiene una forma piramidal cuando aún se encuentra en la etapa de crecimiento y luego, cuando es un adulto adquiere  la forma de domo. El Arce japonés puede llegar a tener varios troncos.

Ahora bien, una de las características más destacables de esta planta son sus hojas, tienen una coloración y forma  excepcional, además son de gran tamaño. Estas, están divididas en 5 lóbulos muy bien marcados que simulan la palma de una mano, de allí su nombre científico; y dependiendo de la variedad de Acer palmatum, pueden ser de color verde, rojo o purpura.

Bonsái de Arce Japonés
bonsais.online

Cuidados del bonsái de Arce Japonés

Es un bonsái que no requiere un mantenimiento complejo, solo debes llevar a cabo ciertas recomendaciones que te vamos a presentar a continuación:

  • Luz: coloca tu bonsái en un lugar donde no le dé la luz solar directamente, ya que sus hojas pudiesen sufrir quemaduras. El Arce japonés es resistente a temperaturas bajas, aunque debe protegerse cuando las mismas sean inferiores a los 10°C.
  • Agua: riega tu bonsái regularmente, lo mejor es hacerlo varias veces por semana. Durante el verano, aumenta un poco la frecuencia y la cantidad de agua. Se recomienda que el suelo siempre se encuentre húmedo.
  • Abono: debes estar pendiente que el sustrato en donde lo cultives esté bien drenado. Además, considera que el mejor pH es el bajo (entre 4 y 6) y que el suelo sea profundo. Abónalo durante la primavera y el invierno.
  • Poda: la puedes realizar durante todo el año, pero si vas hacer un cambio significativo es mejor que lo hagas durante el otoño. En este proceso deja intactos los peciolos. Es recomendable aplicar pasta selladora ya que este tipo de arbusto es vulnerable a ciertas enfermedades fúngicas.

Trasplante

El Bonsái de Arce japonés debes trasplantarlo cada 2 años aproximadamente. Realiza esta acción a finales del invierno si lo vas a cambiar de una maceta a otra. En caso de querer trasplantarlo a un jardín, debes hacerlo durante la primavera.

Cuidados del Bonsái de Arce Japonés
bonsaiweb.me

Cómo controlar las plagas y enfermedades en una Bonsái de Arce japonés

Entre las plagas que mayormente afectan al arce japonés tenemos: la cochinilla algodonosa, la cual produce hongo negrilla; el pulgón que se come las hojas, reduciendo el crecimiento.

Ambas plagas la puedes evitar si mantienes el sustrato húmedo, pero no encharcado. También puedes prevenirlos con insecticidas ecológicos.

Datos adicionales del bonsái de Arce japonés

  • El Arce japonés produce flores de color amarillo verdoso y nacen en racimos durante los meses de mayo- junio. Estas se convierten en semillas con forma de pequeñas nueces aladas en pares y una vez que maduran, flotan a la superficie del suelo en forma de hélices.
  • Existen varios cultivares de Arce japonés con múltiples colores de hojas, tamaños y formas. Entre ellos encontramos el Kiyohime, Kashima, Shishigashira y Arakawa. Entre los de hoja roja están el Deshojo y el Seigen.
  • Puede propagarse con facilidad a través de semillas o esquejes durante el verano.